Categoría

Madrastras

Las madrastras reímos, lloramos, tenemos miedo, ilusiones; necesitamos consejo o saber cómo viven las demás.

Nuestro papel no siempre es fácil. Normalmente conocemos a un chico, ese chico viene con sus hijos y también con la madre de sus hijos. Y, de repente, pasas de ser una chica normal a una madrastra para ellos y para su madre.

Unas veces las madrastras tienen suerte y su chico se lleva fenomenal con su ex. Todo fluye y, desde el respeto, se construye una nueva familia. Otras veces no hay tanta suerte y esas madrastras se ven en medio de un campo de minas antipersona.

A estas últimas va dedicada esta sección: aventuras, anécdotas, consejos… Caminar por este rol no siempre es fácil, pero siempre se lleva mejor cuando te encuentras con gente que está en tu misma situación. Y, si no te identificas, cuéntanos cómo lo vives tú. ¡Bienvenidas, queridas!

Mamadrastra.

Psicólogos, pediatras y otros profesionales médicos: ¿por qué vuestros informes pueden ser tan peligrosos?

Durante todo este proceso hemos tenido que hacer frente a muchísimos informes. Multitud de informes procedentes de psicólogas (digo «psicólogas» porque en este caso eran «psicólogas»), pediatras, forenses y médicas de familia que expedían informes de parte a petición de… Seguir leyendo →

El juego sucio de #SMQSY: Hago lo que dicen los médicos

Cualquier pareja divorciada malamente sabrá que el tema médico es uno de los temas más peliagudos: Que si llevo al niño al médico, pero no te lo digo y te enteras porque tiene falta de asistencia en el cole… Que… Seguir leyendo →

Un merienda para el cole de ida y vuelta

Las camisetas interiores que van a casa de #SMQSY no vuelven; ahora bien, las meriendas, sí. El tema de los tentempiés para el cole siempre ha sido una cuestión casi esotérica para nosotros. Esotérica porque todavía no hemos entendido qué… Seguir leyendo →

Llega el primer catarro de guardería y SMQSY pide que nos corten la cabeza

El primer catarro de guardería es el peaje que hay que pagar tras una semana de guarde. Después llegan las gastroenteritis, conjuntivitis, faringitis y todas las -itis, convirtiendo el primer año de guardería en una suerte de expiación de pecados… Seguir leyendo →

Cuando pierdes a tu hijo de verdad. Una historia real

Hoy quiero compartir con vosotros una historia que me llegó hace unas semanas por Twitter. Es una historia dura, pero que espero que haga reflexionar y sirva para valorar lo verdaderamente importante. Cuando la leí me quedé totalmente en shock…. Seguir leyendo →

¿Cómo organizamos nuestra economía doméstica?

Algunas madrastras me preguntan cómo organizamos nuestra economía doméstica. ¿Quién paga los gastos de la niña? ¿Lo hacemos a medias o por separado? Para nosotros hubo un punto de inflexión, que fue el momento en el que nos fuimos a… Seguir leyendo →

6 tretas de nuestra madre custodia para no pasarnos ropa

La ropa suele ser uno de los principales caballos de batalla en los divorcios conflictivos. En teoría, quien tiene la custodia exclusiva tiene que proporcionar la ropa a la otra parte, pero esto es solo la teoría. Teniendo esto en… Seguir leyendo →

El posparto con una hijastra: mi experiencia

Últimamente hay un babyboom madrastril y muchas madrastras tienen los miedos propios de las madres primerizas y, además, los de las madrastras. Yo también tenía muchos y, en su día, escribí sobre los 5 miedos de esta mamimadrastra. El posparto… Seguir leyendo →

La maternidad en Instagram y unas gambas a la gabardina para cenar

Tras escribir «La maternidad en Instagram» me ha venido a la mente: «…y un Señor de Murcia». Supongo que, ante la situación tan cómica a la que me retrotrae lo de «las gambas a la gabardina para cenar», la mente… Seguir leyendo →

Medio hermano: ese concepto sanador

«Medio hermano» Créeme si te digo que estaba preparada para este momento. Sabía que antes o después lo harías. Sin embargo, la vida tiene ese punto ciego que te hace pensar por unos momentos que quizás no. Hace un tiempo… Seguir leyendo →

© 2021 — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑