Los disfraces de Halloween DIY se han convertido en una de mis especialidades desde que llevo la etiqueta de madrastra. Será porque ser madrastra ya es, en sí, bastante Halloweeniano. En realidad, la especialidad que he adquirido son los disfraces DIY, sean para Halloween o para las trescientas tonterías que sacan en el colegio. Tanto es así que, sin darme cuenta, me he convertido en una Madrastra Costurera.

El cole de #MiNiñaydePapá es, quizás, el colegio de Madrid en el  que más veces se disfrazan al año. A nosotros el año pasado nos tocó disfrazarla cinco veces y a #SuMadreQueSoyYo alguna menos. Aunque es un coñazo porque los profesores avisan con una semana de antelación, como si la conciliación laboral estuviera diseñada para que te diera tiempo a hacer disfraces sobre los invertebrados, tengo que reconocer que me lo paso estupendamente haciéndolos. Eso sí, hasta llegar aquí he tenido que sudar mucho y  dar muchas puntadas. Por eso hoy quiero dar unos trucos con los que vas a conseguir hacer los mejores disfraces de clase y entrar en esa competi soterrada con la que serás la madrastra más odiada y envidiada de clase.

5 trucos para hacer disfraces de Halloween DIY

Localiza un chino

Los chinos serán tu tabla de salvación. Busca uno grande. Yo suelo ir al que hay detrás del Centro Comercial Plenilunio. Es todo un mundo. Ahí encontrarás todo lo que busques y lo que no. Tanto es así que, cuando vayas a pagar, te darás cuenta de que te ha costado más el ajo que el pollo, pero bueno.

Yo suelo comprar ahí las faldas de tul, muy socorridas siempre; las cintas de lazo, que las venden por metros; y todo tipo de accesorios. También compro Goma Eva, que ha sido para mí todo un descubrimiento, igual que el fieltro.

No cosas, pega

Con el primer disfraz que le hice de Halloween cosí por quienes no habían cosido. Jamás pensé que sería capaz de estar un sábado hasta las 4 de la madrugada cosiendo (y descosiendo). Por eso, se me abrió el cielo cuando descubrí las  pistolas de silicona caliente. Son bastantes baratas y te solucionan la vida porque con ellas puedes pegar todo (goma eva, fieltro, imperdibles, botones…). También puedes usar cinta de doble cara para tejidos (la que suele utilizarse para coger los bajos de los pantalones). Creedme: pegar es un filón.

Ante la duda, rasete

Siempre he admirado a esas señoras que hablan de los tejidos con tanta fluidez porque, realmente, el tema tejidos y telas es un mundo. El día que decidí hacerle un disfraz de superheroína me recorrí casi todas las tiendas de telas de Madrid y casi entro en parada cardiorespiratoria. Afortunadamente, en una tiendecita de Ciudad Lineal me atendió una señora fabulosa que me orientó en tan tamaña industria. Ese día aprendí algo básico en esta vida: si quieres una tela de disfraces, esa es el Rasete. Es una especie de raso que no se deshilacha, por lo que evitas coser remates y, además, es genial para pegar. A mí también me gusta el Punto porque es elástico y si no controlas las medidas, puede salvarte la vida.

Todos los caminos llevan a la Goma Eva

La Goma Eva fue mi gran descubrimiento de 2016. Todavía no sé cómo he podido sobrevivir sin ella. Yo la utilizo para todo: sombreros, zapatos, adornos… La tienes con purpurina, sin purpurina; es fácil de cortar y también de pegar (aunque tiene una cola especial o si no,  recuerda que puedes hacerlo con la pistola de silicona caliente). En definitiva: es un chollo.

Coleteros

Si hay algo que no falta en los disfraces de Coquetina son los coleteros. Con cada disfraz le hago unos nuevos: le he hecho coleteros de planetas; de murciélagos… Es muy sencillo.  Solo tienes que usar Goma Eva o fieltro (o lo que quieras), silicona y una gomita.

Estos de la foto son del año pasado. Supuestamente son unos murciélagos. Son rojos porque con el pelo oscuro no se notaban los negros. Es fieltro pegado sobre una horquilla con forma de búho que encontré en los chinos (el punto 1 es muy importante). Y los ojos también son de los chinos. A mí los coleteros me encantan porque va riquísima y no faltan en ningún disfraz de los que le hago.

 

Espero que estos trucos os hayan servido y si sois madrastras o madres o padres novatos podáis entrar en la competi de “A ver quién lleva el disfraz más mono de clase” porque esas competis existen y yo he entrado de cabeza. ¡Faltaría más!